Reserva telefónica: 0034 - 938 102 556



La Selva - Costa Brava Sur

image map
 

A destacar La Selva:

 

• Paseo por el casco antiguo de Tossa de Mar

• Descubrir las pequeñas calas ubicadas en un entorno natural entre Tossa de Mar y Sant Feliu de Guíxols, como la Cala Futadera o la Cala Figuera

• Excursión de un día para caminar por el Parque Natural del Montseny o del Montnegre y disfrutar de la auténtica cocina catalana

• Visitar uno de los jardines botánicos de Blanes, gozar de las pintorescas vistas del mar entre plantas exóticas y desconectar totalmente

• Recorrer el viejo Camino de Ronda a lo largo de la Playas de Lloret de Mar en dirección norte y descubrir hermosas calas


Blanes, Lloret de Mar y Tossa de Mar
La Costa Brava Sur encuadrada en la comarca de La Selva abarca sólo 3 poblaciones, que, sin embargo, poseen una personalidad bien diferenciada entre sí. Blanes, Lloret de Mar y Tossa de Mar son representativas de tres modelos diferentes de turismo. Blanes, en el extremo sur, es el destino predilecto de las familias y de los amantes del camping debido a la amplia oferta de campings y a sus playas fácilmente accesible. Entre Blanes y Tossa de Mar encontramos Lloret de Mar, en cuyas innumerables discotecas la juventud europea da rienda suelta a sus inagotables ansias de diversión; y en el extremo norte, Tossa de Mar, que representa todo lo opuesto a su vecina Lloret de Mar. Tossa de Mar con su Vila Vella Tossa, un casco histórico medieval extraordinariamente bien conservado, es desde hace tiempo un punto de atracción para artistas y defensores del turismo tranquilo.

Una costa pintoresca y un interior arbolado

El tramo costero de la Costa Brava Sur con sólo 30 kilómetros de longitud es relativamente corto. El interior, en especial la zona situada al norte de Lloret de Mar, es accidentado y densamente boscoso, haciendo honor a la denominación de la comarca La Selva. Esta orografía compone el marco ideal para las pequeñas y parcialmente ocultas calas que se suceden por toda la costa. La costa cercana a Blanes es relativamente plana, pero a medida que avanzamos hacia el norte se va haciendo cada vez más escarpada y al norte de Tossa de Mar predominan los acantilados. Quien se decida a recorrer la costa en coche pasando por la serpenteante carretera GI-682, de trazado muy sinuoso y complicado, podrá disfrutar de sobrecogedoras vistas de estos abruptos riscos así como de infinidad de calas enmarcadas en hermosos parajes naturales: un bello ejemplo de dicho panorama es la Cala Futadera.

Pequeñas calas y extensas playas urbanas de la Costa Brava Sur

A lo largo de toda la Costa Brava Sur proliferan las pequeñas calas ocultas que aguardan la llegada de los informados viajeros de Don-Travel. Incluso en Lloret de Mar - población más bien famosa por sus discotecas, su bullicio y por la constante afluencia de ruidosos jóvenes y turistas de sol y playa que acuden en masa a bordo de autocares en busca de juerga barata- también podemos encontrar bellas playas naturales a poca distancia del centro urbano, como por ejemplo la Cala Boadella, y diversas calas a las que se puede acceder a pie tomando el antiguo camino de ronda en dirección norte. Algo más alejada, entre Tossa de Mar y Lloret de Mar, hallamos la Cala Morisca, con sus aguas azul turquesa, que debido a su complicado acceso y escasa afluencia de bañistas supone todo un agradable descubrimiento para el visitante.

En contraposición a estas recónditas calas ubicadas en las afueras, estas tres poblaciones también albergan amplias y extensas playas urbanas que ofrecen las condiciones ideales para practicar diversas disciplinas acuáticas. Si Tossa de Mar se postula como el lugar ideal para el buceo, Lloret de Mar y Blanes disponen de una inagotable oferta de deportes acuáticos de ocio como el bananaboat, el esquí acuático, el kite surfing, etc.

Rico legado cultural de la Costa Brava Sur

Dado que la Costa Brava fue amenazada durante siglos por piratas y demás invasores, a lo largo de su recorrido hallamos numerosos enclaves y construcciones defensivas que se sitúan en importantes puntos estratégicos. Un ejemplo de lo expuesto es el castillo medieval que se alza coronando la ciudad de Blanes, el Castell Sant Joan de Blanes. Quienes deciden subir el pequeño tramo hasta el castillo, especialmente cuando la climatología acompaña, suelen ser recompensados con estupendas vistas de los alrededores. En Lloret de Mar se halla el igualmente denominado Castell Sant Joan de Lloret, que sin embargo está algo más alejado del centro y no está tan bien conservado como su homónimo de Blanes. Pero si hay una visita absolutamente inexcusable es sin duda el casco antiguo medieval de Tossa de Mar: la Vila Vella Tossa, un núcleo urbano medieval único, casi completamente conservado, con imponentes murallas fortificadas, bellas casonas y pequeños y sinuosos callejones.

Si nos remontamos a una época mucho más remota, en la Costa Brava Sur encontramos también numerosos yacimientos arqueológicos. Lloret de Mar cuenta con 3 yacimientos ibéricos y Tossa de Mar con otros tantos yacimientos romanos. El más conocido de todos estos enclaves es la Villa Romana dels Ametllers, no muy alejada del centro de Tossa de Mar, que presenta unos bien conservados suelos con mosaicos.

La arquitectura modernista, muy extendida por la Costa Brava así como por toda Cataluña, no tiene una presencia tan sólida en la Costa Brava Sur como en la Costa Brava Norte. Con todo, en pleno núcleo de Lloret de Mar podemos admirar una auténtica joya del Modernismo: la Capilla del Santissim Sagrament.

Fiestas y tradiciones de la Costa Brava Sur

Las tres poblaciones de la Costa Brava Sur presentan una nutrida programación de celebraciones, fiestas tradicionales y mercados así como eventos culinarios y musicales, que se prolongan durante todo el año, con especial concentración en los meses de verano.

Asimismo, también se celebran fiestas tradicionales de origen religioso, entre las que podemos mencionar la procesión de las barcas hacia la Ermita Santa Cristina, que tiene lugar el mes de julio en Lloret de Mar- veáse fiestas Lloret; la romería de Tossa de Mar, que se celebra durante dos días de enero y supone una tradición con 600 años de antigüedad que concentra cada año alrededor de 1.000 personas - véase fiestas Tossa; o la Caminada Popular Nit de Sant Bonosio, que tiene lugar en agosto en Blanes - véase fiesta Blanes.
Otros momentos álgidos en este apartado son el Festival Pirotécnico Internacional de Blanes, organizado el mes de julio en la Península de Sa Palomera, presenciado cada noche por entre 120.000 y 150.000 espectadores; o el mercado medieval de Lloret de Mar, todo un legado histórico y una tradición que tiene lugar a mediados de noviembre.

Por si fuera poco, en la Costa Brava Sur también se celebran numerosos eventos culinarios que reflejan fielmente su tradición pesquera. Dichos acontecimientos son una buena oportunidad para degustar los pescados y mariscos de esta zona, como el plato típico de Tossa de Mar, Cim-i-Tomba, la especialidad de Blanes, las Gambas de Blanes, o el Arrós de l'Art de Lloret de Mar.


Casas de vacaciones y apartamentos Tossa de Mar

Casas de vacaciones y apartamentos Lloret de Mar

Excursiones organizadas Costa Brava