Reserva telefónica: 0034 - 938 102 556



Turismo en La Escala

image map

La Escala, la población costera más más meridional del Alt Emporda se halla en el extremo sur del Golfo de Roses, en el que también encontramos las poblaciones de Roses, Empuriabrava y Sant Pere Pescador.

El pueblo pesquero de la Escala

La Escala no es un lugar de mucho turismo del estilo de Roses o Empuriabrava. Si bien es verdad que también acuden turistas aquí a pasar sus vacaciones, este pueblo de apenas 8.000 habitantes ha sabido conservar tanto el aroma como la tradición de una típica villa de pescadores. Si se presta atención, uno puede notar la importancia que la pesca y el procesamiento de pescado han tenido y tienen para esta pequeña población de la Escala: por ejemplo, los elementos relacionados con este mundo están presentes en la playa Barques, junto a las casas de pescadores, en el puerto, en la arquitectura, en la decoración de muchos bares, restaurantes y domicilios particulares así como en el ambiente que se respira en el pueblo de la Escala.

El producto estrella: Anchoas de la Escala

Cuando se habla de la Escala y de su tradición pesquera, es inevitable mencionar su producto estrella: las anchoas de la Escala; éste es un producto que disfruta de un alto grado de popularidad no sólo en la Costa Brava, sino en toda Cataluña y España. Aún hoy, siguiendo fielmente una tradición que se remonta a siglos de antigüedad, las anchoas se producen en numerosas empresas y fábricas con sede en la Escala. Este pescado puede comprarse directamente a los fabricantes de la Escala o bien pedirse en un restaurante acompañadas de Pà amb Tomaquet (pan con tomate), un acompañamiento que no puede faltar en ningún ágape catalán que se precie.

El casco urbano de la Escala

En el casco urbano, que sólo abarca una pequeña parte de este municipio, hay numerosos bares, restaurantes y pequeños comercios así como algunos edificios notables como la Iglesia Parroquial de Sant Pere y unos almacenes de sal llamados Alfolí de la Sal. Le aconsejamos un paseo relajado por las calles del casco urbano de la Escala.

Multitud de playas con rasgos diferenciales

La Escala alberga en su término municipal un total de hasta 14 playas: una oferta para todos los gustos. Mientras que las poblaciones de Sant Pere Pescador y Empuriabrava situadas al norte sólo presentan largas playas de arena, que con todo son de gran belleza, la Escala posee una tipología más variada que incluye calas, playas de peñascos y de guijarros.
En el mismo casco urbano hallamos algunas playas como La Playa (Antic Port) y la Playa Port d’en Perris, que son más bien pequeñas y rocosas, pero que tienen la ventaja de estar en pleno centro. La playa principal de Escala, Playa Riells, se halla algo más alejada del centro, a alrededor de un 1 km de distancia, en un barrio de carácter más bien turístico que está conectado con el casco urbano solamente por el Passeig de Mar. En esta parte de la Escala hallamos multitud de hoteles, apartamentos de vacaciones, bares, restaurantes y en general todo lo que se pueda desear. Por tal motivo, la afluencia de turistas es alta en temporada alta. Justo detrás de esta playa, se halla el puerto de yates y de pescadores de la población. La Escala dispone además de playas aptas para practicar el snorkel y el submarinismo, como la Playa de l’Illa Mateua, la espléndida cala de Cala Montgo, playas de arena ubicadas en el otro extremo de la población, como la Playa del Rec, la Playa de Portitxol o la Playa de Muscleres y la idílica punta de tierra de El Pedrigolet i les Coves.

Las archifamosas ruinas de Ampurias

La Escala es conocida sobre todo por albergar en su término municipal las ruinas de Ampurias, uno de los yacimientos arqueológicos greco-romanos más importantes de Cataluña, enmarcadas por el incomparable paisaje de fondo del Mediterráneo y casi bañadas por las aguas de la Playa del Moll Grec y la Playa de les Muscleres. ¡No puede perdérselo!
Cada año acuden numerosos visitantes a las ruinas Ampurias en el municipio de la Escala para admirar en primera persona el valor histórico y cultural de este sobrecogedor paraje, remanente de una colonia fundada por los griegos allá por el siglo VI a. de C. Ni siquiera los más reacios a las visitas historicas deberían dejar pasar la ocasión, ¡es muy aconsejable combinar la visita con un baño en una de las cercanas playas! También es muy recomendable visitar la pequeña población medieval de St. Martí d’Empúries, a sólo 500 m del yacimiento.

Caminatas y paseos en bicicleta en plena naturaleza

Desde casi cualquier punto del municipio de la Escala se puede disfrutar de unas magníficas vistas de la bahía de Roses, del Cap de Creus e incluso de una parte de los Pirineos. Es muy recomendable realizar un paseo a pie o en bicicleta a lo largo de la costa: el paseo marítimo empieza en el centro de la población la Escala y se extiende tanto en dirección norte como hacia el sur.
Si decide dirigirse al sur, el paseo atraviesa la Playa del Rec y la Playa Riells hasta llegar a La Clota, en el puerto de yates. Desde este punto, se puede tomar el antiguo Camí de Ronda que discurre paralelo a la costa de acantilados hasta llegar a la Cala Montgó. Este sendero ofrece maravillosas vistas sobre unos tramos de acantilados vírgenes y sin construcciones. A la altura de la Playa Montgó empieza un sendero para excursiones y para bicicletas que llega hasta Toroella del Montgrí. En el otro extremo de la Escala, en dirección norte, el paseo marítimo conecta con un sendero de unos 2 km de longitud, a la altura de la Playa del Rec, que permite hacer excursiones en bicicleta o a pie hacia las playas más septentrionales, a las ruinas de Ampurias y a la población medieval de Sant Martí d’Empúries hasta llegar a la larguísima playa de arena ubicada en la población colindante de Sant Pere Pescador. ¡Sensacional!

Fiestas y tradiciones en la Escala

La villa pesquera de la Escala tiene una vida nocturna más bien tranquila. Con todo, en temporada alta los alrededores de la Playa Riells presentan una gran animación.
Junto a las actividades y eventos estivales tradicionales que se celebran en muchas de las poblaciones de la Costa Brava, podemos mencionar algunas celebraciones típicas de la población como el Triunvirato del Mediterráneo, la Fiesta de la Sal y la Fiesta de la Anchoa (véase sección Fiestas la Escala).