Reserva telefónica: 0034 - 938 102 556



Parque Güell

Quizás el banco más largo del mundo.
Quizás el banco más largo del mundo.
Plaça Circular del Parque Güell
Plaça Circular del Parque Güell
Vistas de Barcelona desde el Parque Güell
Vistas de Barcelona desde el Parque Güell
Entrada del Parque Güell
Entrada del Parque Güell

El Parque Güell es una visita obligatoria para todos los visitantes de Barcelona. Además de la Sagrada Família, el Parque Güell fue el proyecto extenso de Gaudí en Barcelona.  En el Parque Güell, los visitantes pueden sentirse como si se pasearan por un parque de hadas y, además, pueden disfrutar de una amplia vista de la ciudad de Barcelona.
Uno de los puntos altos del Parque Güell hay la Sala de las cien columnas, un espacio medio cueva, que lo sostienen 84 pilares hechos de cerámica y mosaicos de cristal.
Una escalera adornada con animales de cerámica sube a otro punto más alto del Parque Güell: éstas llevan a la gran Plaça Circular de 3000m2, una plaza de forma ovalada situada en la terraza, y que está justo encima de la Sala de las cien columnas. Es aquí donde se encuentra el banco probablemente más largo y misterioso del mundo, que un día Salvador Dalí lo denominó el precursor del surrealismo. Josep Pujol, uno de los colaboradores más importantes de Gaudí, fue quien lo diseñó; el banco está totalmente cubierto de trozos de cerámica ("el quebradizo") y se embrolla en líneas sinuosas a lo largo del borde de la plaza.  Es aquí, en donde los visitantes deberían tomarse una pausa y disfrutar de la fantástica vista de Barcelona. 
Fue el apellido del conde Eusebi Güell, la persona que encargó el proyecto del parque, que le dio nombre al mismo parque. En 1885, el conde adquirió una extensión de terreno de 20 hectáreas, que anteriormente aún pertenecía a las afueras de Barcelona. Gaudí encomendó a los constructores que hicieran de este terreno una ciudad jardín; viviendas en el seno de la naturaleza. Originariamente, eran sesenta las viviendas previstas para que se intercalaran en el parque, aparte de otros edificios públicos; aun así, solamente se terminaron dos. Como los edificios proyectados en el Parque Güell no encontraron ningún cliente, en 1922 se inauguró como parque público para los ciudadanos de Barcelona.   Gaudí vivió en él de 1906 hasta 1926. En 1963, dentro del Parque Güell en el antiguo edificio de viviendas, se inauguró un museo.  La entrada en el museo cuesta 5€ para los adultos y 4€ para los estudiantes y los niños. Se trata meramente de dos pisos con pocas habitaciones, en las cuales hay un par de muebles viejos y otros utensilios que ver, como por ejemplo un vistoso espejo.  La bonita vista de Barcelona que se tiene desde la casa, también se puede disfrutar desde otros puntos del parque.  Entre 1910 y 1914 el Parque Güell se terminó y esta obra pertenece a la etapa naturalista de Gaudí, cuando Gaudí se dejó inspirar por las formas orgánicas de la naturaleza.  En 1984, la UNESCO lo declaró Patrimonio cultural de la Humanidad. 
Metro Lesseps