Reserva telefónica: 0034 - 938 102 556



BESALU


BESALU: Bello pueblo medieval de la Cataluña interior, una visita ineludible

BESALU se halla en el linde del Parque Natural de la Zona Volcánica de La Garrotxa y es sin duda alguna una visita ineludible para los amantes de los núcleos medievales bien conservados.
Gracias a la relativa cercanía de con la costa, la bella población de BESALU atrae a muchos visitantes y excursionistas de un día. Si le es posible, le aconsejamos que evite desplazarse los lunes y los jueves, ya que muchos autobuses se detienen en BESALU especialmente en esos días. Sin embargo, la afluencia de gente nunca llega a ser excesiva y no puede calificarse de agobiante. BESALU ofrece suficientes lugares de interés como para pasar todo un día.

Puente medieval de BESALU sobre el río Fluvià
Si entra en la población desde Girona, desde la carretera ya podrá vislumbrar a su izquierda la imagen más emblemática de la población: un puente medieval sólo transitable para peatones. Los primeros registros escritos de su existencia se remontan al siglo XI. Esta bella construcción de 105 m de longitud se alza por encima del río Fluvià, posee una característica torre y está sostenido por siete imponentes arcos romanos. Durante la Guerra Civil Española el puente de BESALU fue dinamitado por lo que tuvo que ser restaurado con posterioridad.
Claustro de Sant Pere/Hospital para Peregrinos/Casa Cornella (Plaça Prat de Sant Pere):
Del antiguo monasterio benedictino de Besalú, cuya construcción se inició en el siglo X, sólo se conserva la iglesia. Destaca especialmente el claustro, una galería exclusivamente reservada para los peregrinos en la que antaño se conservaban las reliquias de San Primo y San Feliciano. Durante la Edad Media, BESALU fue un importante centro de peregrinación, de lo cual da fe el Hospital para Peregrinos, que se halla cerca del monasterio y que fue erigido en el siglo XII exclusivamente para atender a estos viajeros. En este mismo lugar hallamos la Casa Cornella, edificación de finales del siglo XII que constituye uno de los ejemplos mejor conservados del románico civil catalán.

Baños Judíos-Miqwé y Sinagoga de BESALU
Hasta el momento de su expulsión en 1492, la comunidad judía de BESALU suponía casi el 20% de la población total. Los Baños Judíos-Miqwé y los restos de la Sinagoga son testigos de aquella época de esplendor. El Miqwé (o casa de baños rituales) de BESALU es uno de los diez baños judíos que aún se conservan en Europa y el único que todavía sigue en pie en España. Gracias a su buen estado de conservación, el Miqwé de BESALU ocupa el tercer lugar de Europa en cuanto a este tipo de edificaciones.
Los baños se hallan bajo tierra y, según los informes oficiales, fueron descubiertos por pura casualidad en 1964. Las visitas sólo se permiten con guía: infórmese al respecto en la oficina de turismo ubicada en la Plaça de la Llibertat. Sobre la entrada a los baños hay una pequeña explanada en la que en tiempos se erigió una sinagoga, si bien actualmente de este templo sólo se conservan un par cimientos.
Oferta culinaria de BESALU:

Museu de L’Embotit, Plaça de la Llibertat:
Como sucede en Castellfollit, también BESALU alberga un pequeño museo (gratuito), contiguo a una tienda de delikatessen. El museo es muy pequeño, pero permite hacerse una idea general de cómo se producen tradicionalmente los embutidos en esta zona. En la tienda contigua al museo el visitante podrá degustar un par de especialidades y por supuesto comprar tantas como desee. La gama de especialidades de embutidos y productos cárnicos típicos de la comarca es sumamente generosa.

Degustación del típico licor catalán Ratafía, la Ratafía Monjos (Plaça de la Llibertat, 4):
Frente al Museo del Embutido en Besalú y en dirección oblicua, hallamos otra tienda especializada, pero esta vez en licores de hierbas (aquí no hay museo). En ella podremos degustar el típico licor de la comarca, la Ratafía, y adquirirlo directamente del fabricante: Monjos, www.ratafiacatalanamonjos.com, Tel. 0034-972 59 02 78.
La Ratafía es un licor compuesto de anís, hierbas aromáticas y nueces sin madurar, es un producto de alta calidad y natural. Normalmente, esta bebida se toma como digestivo después de las comidas. El primer sábado de diciembre, BESALU acoge una importante Feria del Ratafía, en la que se dan cita diversos fabricantes de esta deliciosa bebida.

Restaurante Fogons (Plaça de Sant Pere, 6):
si desea comer en una antigua capilla del siglo XI y sentirse como en la Edad Media, puede solicitar una reserva en el Restaurante Fogons. El único inconveniente es que el restaurante sólo dispone de cuatro mesas y resulta muy caro: los precios oscilan en torno a los 80€ por persona.
Restaurante Can Quei (Sant Vicenç, 4):
Justo detrás de la iglesia de Sant Vicenç en BESALU se puede disfrutar a precios relativamente razonables de un menú vespertino por 20 € o cenar a la carta por 20-25 € en un ambiente tranquilo. Es especialmente recomendable la Branca d´Embotits (tabla de embutidos). Este plato se compone de una tabla de madera de la que cuelga un amplio surtido de embutidos a escoger por el comensal.

Alojamiento en BESALU:
En el centro urbano encontrará varios hoteles y pensiones. Fuera del casco histórico también hay un área de acampada.
Habitaciones María (Plaça de la Llibertat):
Bello edificio histórico que dispone de habitaciones sin servicio de desayuno. La amable señora María suele estar sentada delante de la puerta charlando con sus amigas a la espera de los clientes.
Las habitaciones dobles cuestan unos 50€ y están limpias.

Camping BESALU:
Tel.: 0034 – 972 59 18 01
E-Mail: info@campingbesalu.com
www.campingbesalu.com

Cómo llegar: BESALU

BESALU se halla a medio camino entre la costa y los Pirineos, cerca del Parque Natural La Garrotxa. BESALU se encuentra a 50 km de la costa, a 45 km del aeropuerto de Girona, a 45 km de la frontera con Francia (La Jonquera) y a 130 km de Barcelona. El pintoresco pueblecito Castellfollit de la Roca está a tan sólo 14 km, el Lago de Banyoles a 13 km y Santa Pau a aprox. 30 km de BESALU.

En automóvil a BESALU:
Viniendo del sur, por la autopista A7, coja la salida 6 para tomar la C-66 en dirección Banyoles/BESALU. Tras aprox. 24 km se llega al destino.

Viniendo del norte, por la autopista A7, coja la salida 4 en dirección Figueres Sur. Luego siga por la GIV-5128 y tome la N-260 en dirección Olot. Pasará por BESALU.