Reserva telefónica: 0034 - 938 102 556



Alt Emporda - Costa Brava Norte

image map
 

 


A destacar ALT EMPORDA:

• Tras las huellas de Salvador Dalí: visita al MUSEO DALI situado en Figueres y a su antigua residencia, que se encuentra en la cala de Port Lligat, junto al pintoresco pueblo pesquero de Cadaqués.

• Emprender una caminata por las ocultas calas vírgenes del Parque Natural del Cap de Creus y realizar una excursión al impresionante monasterio medieval de Sant Pere de Rodes

• Visitar la bella población medieval de Besalú y emprender una caminata por el cercano paisaje volcánico de la Garrotxa

• Visitar las famosas ruinas grecorromanas de Ampurias junto a la población de L’Escala. La culminación cultural del Alt Emporda.

• Para amantes del deporte: realizar saltos en paracaídas en Empuriabrava o practicar kitesurf y windsurf en Sant Pere Pescador

• Dar un paseo en bicicleta y cruzar el Alt Emporda por la antigua vía férrea de “el Carrilet” entre Girona y Olot situado en la Garrotxa

• Probar su suerte en el casino de la población medieval de Peralada y degustar los vinos y cavas de la localidad


Paraíso de los amantes de la naturaleza y la playa

La costa del ALT EMPORDA (en castellano, Alto Ampurdán) en el norte de la Costa Brava destaca por su peculiar variedad natural: las extensas playas de arena poco urbanizadas situadas a la altura del término municipal de EmpuriabravaSant Pere Pescador contrastan con las ocultas calas de difícil acceso ubicadas en el árido Parque Natural del Cap de Creus, donde soplan los vientos de Tramontana. Este cabo del Alt Emporda, que se eleva sobre el nivel del mar, en muchos puntos está conformado por una sucesión de sobrecogedores acantilados, los cuales ocultan varias calas y playas de difícil acceso situadas en plena naturaleza virgen. Recomendamos a los clientes informados de Don-Travel que no dejen de visitar este paraje  y que se desplacen al menos a una de estas poco concurridas playas como por ejemplo,  Cala Rostella  o Cala Canadell, con el fin de saborear la auténtica magia del Mediterráneo en su forma original.

El Cap de Creus, el extremo más oriental de la península Ibérica, no es con todo el único Parque Natural que se circunscribe en el Alt Emporda. La zona de humedales o Aiguamolls situados en la costa y el impactante paisaje volcánico de la Garrotxa en el interior componen marcos naturales únicos  idóneos para caminatas o excursiones de mayor o menor duración, paseos en bicicleta o a caballo.


Vacaciones activas en la costa del ALT EMPORDA

Quien desee unas vacaciones activas, en el Alt Emporda podrá encontrar una amplia oferta a su disposición:
Las ideales condiciones atmosféricas que se dan en la Bahía de Roses atraen a muchos aficionados al kitesurf, freestyle y windsurf. En concreto, el tramo de costa adscrito al municipio de Sant Pere Pescador es considerado por los aficionados a los deportes de viento como uno de  los mejores lugares de toda Europa  para practicar este tipo de modalidades deportivas.
¿Tiene ganas de quemar adrenalina? En tal caso, nada mejor que Empuriabrava, donde uno puede lanzarse en paracaídas sobre el impresionante marco natural que compone el Golfo de Roses y el Alt Emporda. Si, en cambio, lo que desea es disfrutar de una relajante perspectiva aérea, es recomendable darse un tranquilo paseo en un globo. 

El Alt Emporda es también un lugar ideal para senderistas y apasionados de los paseos en bicicleta, pues, por ejemplo, aquí se encuentra uno de los caminos para las dos ruedas más conocidos de toda Cataluña. el Carrilet. Este camino recorre una antigua vía férrea y une la capital de la Garrotxa, Olot, la cual se halla enclavada en medio de un cráter volcánico extinguido, con la capital provincial, Girona, atravesando en todo momento un atractivo paisaje.

Los aficionados al golf tienen su parada obligada en el pueblo medieval de Peralada, pues aquí podrán gozar a fondo de su hobby predilecto en un campo de 18 hoyos y rematar  la jornada en el famoso casino de la localidad, codeándose con los ricos y los guapos.

Si lo que desea es practicar deportes acuáticos, las poblaciones costeras del Alt Emporda ofrecen posibilidades para todos los gustos: submarinismo, snorkel, esquí acuático, motos acuáticas, kajak y quads entre otras.

Rico patrimonio cultural del Alt Emporda

La comarca del ALT EMPORDA también tiene mucho que ofrecer a los interesados en la cultura. El MUSEO DALI  de Figueres, ciudad natal del pintor, es uno de los polos de interés de la Costa Brava y al mismo tiempo uno de los museos más visitados de España. Otro lugar de peregrinación ineludible del Alt Emporda para los admiradores de la obra del pintor catalán es su antigua residencia ubicada en la cala de Port Lligat, en Cadaqués. Las casitas de pescadores encaladas de esta bella población enclavada en el impresionante Parque Natural del Cap de Creus debieron sin duda servir como fuente de inspiración al genial pintor surrealista. Actualmente, este lugar del Alt Emporda atrae a visitantes de todo el mundo.
Otro punto de gran interés es el peculiar monasterio medieval de Sant Pere de Rodes, el cual se alza imponente sobre el Parque Natural del Cap de Creus y ofrece unas magníficas vistas panorámicas sobre el Mediterráneo, el Alt Emporda y toda la Costa Brava norte.                                                                                                                                                                                                                         
Otros lugares de interés histórico son las mundialmente famosas Ruinas de Ampurias, los núcleos medievales de Sant Martí d’EmpuriesCastelló d’EmpúriesBesalú así como la ruta megalítica encuadrada en el  Parque Natural del Cap de Creus.

 
Delicias gastronómicas del ALT EMPORDA

La Costa Brava norte dispone de algunas especialidades culinarias que ningún sibarita ni gourmet debería perderse.
Entre ellas destacan las anchoas de l’Escala , que aún hoy se elaboran en dicha población pesquera siguiendo una tradición que se remonta a siglos de antigüedad y cuya fama ha trascendido los límites de la región del Alt Emporda.

Las ciudades costeras de Roses y Cadaqués ofrecen platos suculentos para los amantes del pescado como el Suquet de Peix, un guiso a base de pescado fresco y patatas.
Otra especialidad presente en toda la comarca del Empordà son los platos Mar y Montaña, en los cuales se combinan pescados y mariscos con carnes, como las aves de caza, el pato o el ganso.

Si se visita el interior del país no deje de degustar el licor de Ratafia de Besalú, las especialidades de embutidos de la Garrotxa  o las sabrosas judías blancas (fesols) de Santa Pau. 

En la Costa Brava también se  producen vinos con Denominación de Origen (D.O.). En concreto, la tradicional rea vinícola del Emporda produce vinos tintos, blancos y rosados, vinos jóvenes, Cava y la tradicional especialidad regional, la Garnatxa d’Emporda (vino dulce). Es recomendable visitar alguna de las numerosas cooperativas del Alt Emporda, en las que se puede degustar algunos caldos extraídos directamente del barril o adquirir el aceite  producido en la región.